John Paul II Foundation

5º aniversario de la canonización de San Juan Pablo II y 80 cumpleaños del cardenal Dziwisz

El 27 de abril celebraremos el quinto aniversario de la canonización de San Juan Pablo II, que coincidió con el domingo de la Divina Misericordia. En este día, el cardenal Stanislaw Dziwisz, durante mucho tiempo secretario de San Juan Pablo II, celebrará su 80 cumpleaños. En la ocasión, el cardenal Dziwisz recuerda reminiscencias relacionadas con el papa Wojtyla.

Durante sus estudios en el Seminario Mayor de Cracovia, el Padre Karol Wojtyla fue uno de los instructores del seminarista Dziwisz. “En él, ¿qué nos llamó la atención? La actitud del profesor hacia los seminaristas fue muy simple y amigable. Durante la pausa, solía ir a la capilla par rezar. Miramos desde lejos y no queríamos molestarlo. Después de la pausa, venía, y teníamos la impresión de que estaba hablando con alguien. Hablaba con Dios mismo. Entonces, vimos que este hombre estaba inmerso en Dios”, recuerda Card. Dziwisz.

En 1966, el padre Dziwisz llegó a ser el capellán y secretario de Mons. Wojtyła, Arzobispo Metropolitano de Cracovia. Recuerda la situación cuando, una tarde, el obispo Wojtyła lo invitó a la Curia para una entrevista. «Dijo: “Vendrás conmigo, seguirás tus estudios y me ayudarás”. Pregunté, “¿Cuándo?”, y él respondió, “Desde hoy mismo”. Dije: “Vendré mañana”. – Mañana, habrá treinta y nueve años», dijo Card. Dziwisz.

El Card. Dziwisz fue el secretario del arzobispo Wojtyła, luego del Papa Juan Pablo II durante casi 40 años. «A menudo me llaman el amigo de Juan Pablo II. Nunca puedo usar esa palabra (…) Traté de servirlo como hijo porque era un padre para nosotros. Creó una familia donde todos se sentían bien y lo amaban como a su padre», dice Card. Dziwisz.

La canonización del Papa Juan Pablo II tuvo lugar en 2014, al mismo tiempo que la canonización del Papa Juan XXIII. La Sant Misa de Canonización de los dos papas en la Plaza de San Pedro fue presidida por el Santo Padre Francisco y concelebrada por casi 150 cardenales y 700 obispos de todo el mundo, incluido el Papa Emérito Benedicto XVI. La celebración reunió a 800.000 fieles en el Vaticano.

Arquidiócesis de Cracovia / Oficina de Prensa de la Conferencia de Obispos de Polonia